Germania Llerena: maestra emprendedora y héroe de los más pequeños


Germania descubre su pasión e interés por la docencia a muy temprana edad, cuando de niña jugaba a la escuelita y asumía siempre el rol de profesora. Después de graduarse del colegio, ingresa a la universidad a estudiar enfermería, pero después de 3 años se da cuenta que esa no era su vocación y decide cambiarse de carrera y estudiar educación parvularia.


Sus primeras prácticas las realizó en la guardería del IESS y en la escuela Abdón Calderón. Posteriormente, trabajó por más de 10 años en la Mediterraneo’s School de Cumbayá, de la cual también fue cofundadora. Después, trabajó en el colegio Ludoteca y finalmente llegó al centro infantil Gutenberg Kindergarten, institución en la cual lleva trabajando por más de 9 años.


Este centro infantil se caracteriza por ser una institución innovadora y pionera en el desarrollo de nuevos proyectos educativos. Esta fue una de las razones principales por las que Germania se vió motivada a participar en el Concurso de Excelencia Académica, organizado por Fundación Fidal, con su proyecto “El huerto de mi jardín”.


La idea del proyecto nace en el 2015, año en el que Germania estaba trabajando con niños de dos a tres años de edad. Durante el año escolar, se abordan diferentes unidades didácticas, y durante la unidad didáctica de las plantas, Germania desarrolló junto a sus alumnos una actividad que probablemente todos hayamos realizado al menos una vez durante nuestras vidas: sembrar un fréjol en algodón y verlo crecer.


A Germania le llamó la atención el gran interés que los niños pusieron en esta actividad. Se emocionaban con cada nueva hojita que crecía y ponían mucho esmero en cuidar a sus plantitas. Germania decide aprovechar el interés de los niños y transformarlo en un proyecto de aprendizaje mucho más grande, en tamaño e impacto.


El huerto empezó en pequeñas macetas dentro del aula y rápidamente se transformó a unos semilleros más grandes que se colocaron en el patio de la institución. Los niños ayudaron desde el inicio, con la preparación de la tierra y el abono, la siembra de las semillas y el posterior cuidado de las plantas. Entre las plantas sembradas, se encuentran rábanos, zanahorias, perejil y apio. Pasando un día, los niños con la ayuda de sus profesores riegan el huerto y deshierban la tierra.


Lo más interesante del proyecto, es que su impacto no se limita al huerto y a las actividades botánicas; sino que su impacto se traslada al aula de clases y se aplica a las demás unidades didácticas. Por ejemplo, Germania les enseña sobre los colores a través de las plantas sembradas; les enseña a contar, usando los vegetales que cosechan del huerto; refuerzan el aprendizaje de las figuras geométricas a través de las diferentes figuras de las plantas y sus frutos. Y así, se pueden mencionar muchos más ejemplos donde el huerto le permite al profesor reforzar las diferentes destrezas que se enseñan en el aula, entre las que se incluyen la motricidad fina y gruesa, la lógica matemática, la expresión corporal y el lenguaje.


Germania resalta que el proyecto no solo consiste en ir y sembrar las plantas, sino que a través de esta actividad, se refuerza todo lo que aprenden en el aula. Los resultados han sido muy positivos, tanto en el aprendizaje directo de los niños como en mejorar su interés por los temas tratados en el aula.


Ya con el proyecto en marcha, Germania recibió la invitación para el Concurso de Excelencia Educativa, y sin dudarlo decide participar. A pesar de ser suyo, Germania siempre utiliza “nosotros” cuando se refiere al proyecto, ya que valora mucho el aporte y ayuda que recibió de sus compañeros y de la institución durante todas las etapas del proyecto y del concurso.


A pesar de que ya han pasado más de 4 años de aquel importante día cuando Germania y su proyecto fueron elegidos ganadores del V Concurso de Excelencia Educativa, aún es posible encontrar emoción y felicidad en sus palabras, cuando nos relata las emociones que vivió durante aquella noche de premiación. Parte de su premio, incluyó viajar a Argentina a realizar una pasantía y participar en varias conferencias donde pudo capacitarse y presentar su proyecto a otras instituciones educativas argentinas, que se mostraron sumamente interesadas en replicar la idea de Germania en sus aulas.


Germania asegura que este premio y su viaje a Argentina le han servido como motivación para seguir trabajando en nuevos proyectos que beneficien al aprendizaje de los más pequeños. Su intención es seguir innovando dentro del aula y muestra de aquello es otro de los proyectos que desarrolló, titulado “El mundo mágico de las palabras”, con el cual fue finalista en el Concurso de Excelencia Educativa. Además, Germania junto a sus compañeros planean concursar nuevamente en la siguiente edición del Concurso de Excelencia Educativa.


En cuanto a la situación de la educación en el país, Germania nos cuenta que fue grato descubrir, a través de su viaje a Argentina, que el nivel de educación en nuestro país no está muy distante del nivel educativo de otros países. Sin embargo, considera que aún hay mucho por hacer, especialmente en las instituciones públicas de educación inicial, donde considera que es más difícil innovar dado que hay menos apertura a nuevos proyectos.


Para Germania, el pensum que el Ministerio de Educación elabora para las instituciones de educación inicial, subestima a los niños y sus capacidades. Ella considera que es muy importante cambiar la mentalidad de los profesores y de las autoridades para que exista más innovación y dinamismo en los centros educativos y se entienda que los niños pueden aprender y dar mucho más de lo que imaginamos.


Me llena de esperanza y orgullo conocer a personas como Germania, con una vocación admirable por la educación y sobre todo con un espíritu innovador que no se conforma con lo establecido y busca siempre mejorar. Es bueno saber que muchos niños de nuestro país se están formando con excelentes profesores como ella y también es bueno saber que existen instituciones como Fidal que reconocen el esfuerzo y trabajo de estos profesores.


0 vistas

ENLACES DE INTERÉS

(+593) 2 244 4428
Carlos Montúfar E13-352 y
 Monitor, sector Bellavista
Quito - Ecuador
© 2020 por Fundación para la Integración y Desarrollo de América Latina